¿Por qué Aplicaciones?

En 2008 Apple presentó la App Store, y con ese evento nació un nuevo mundo de publicación y distribución digital. Según la revista Forbes, hoy en día hay más de 9 millones de apps disponibles para los usuarios alrededor del mundo. En 2020, según Statista, se descargaron un total de 218.000 millones de apps en todo el mundo. Las apps han proliferado porque son cómodas y se pueden descargar en el dispositivo del usuario, lo que permite su uso desconectado del internet dondequiera que vaya. Aunque normalmente las aplicaciones no contienen la gama de información que proporciona un sitio web, ofrecen una potente plataforma de publicación digital que hace llegar el contenido del creador de la aplicación a su público objetivo. El uso de aplicaciones para distribuir contenidos proporciona:

 

  • Acceso del usuario al contenido de la aplicación siempre disponible
  • Compartir la aplicación sin conexión a través de Bluetooth o de un USB
  • Publicación y distribución digital de contenidos rentable
  • Una plataforma diseñada para que se vea bien en los teléfonos móviles
  • Facilidad de navegación con acceso táctil intuitivo a los contenidos
  • Carga rápida que permite mejorar la experiencia del usuario
  • Una herramienta de alfabetización cuando se integran el audio y el texto
  • Un portal para acceder a contenidos relacionados en la web
  • Seguridad para el usuario mediante la distribución a través de la tienda de Google Play